Ayuda Terapéutica

Ayuda Terapéutica

La correcta integración de toda prótesis, sea cual sea la edad del paciente, requiere tiempo, trabajo y perseverancia

Terapia Ocupacional

El Terapeuta Ocupacional evalúa el nivel de desempeño del niño/a en las distintas áreas ocupacionales propias de su edad, para poder implementar y ejecutar un plan de tratamiento y/o prevención de forma que se potencien sus habilidades y se minimicen sus posibles déficits a través del entrenamiento, compensación, modificación del entorno y/o empleo de ayudas técnicas.

La Terapia Ocupacional tiene por objetivo lograr que los niños y adultos se desenvuelvan de la forma más autónoma posible en su entorno.

El proceso terapéutico parte del trabajo en habilidades de desempeño (motoras, de procesamiento cognitivo y de interacción) para lograr un óptimo desenvolvimiento en las siguientes áreas ocupacionales:

∙Actividades de la vida Diaria: entrenamiento en vestido, alimentación, control de esfínteres y aseo.

∙Actividades de la Vida Diaria Instrumentales, como el uso de sistemas para escribir, de comunicación, etc.

∙Educación: desarrollo de habilidades y adaptaciones necesarias.

∙Juego: incluye exploración del juego, sensoriomotor, simbólico, de reglas, constructivo y de estrategia.

∙Tiempo libre, identificación de intereses y capacidades para la participación en actividades de ocio apropiadas.

∙Participación Social, actividades y niveles de relación con la comunidad, la familia y los compañeros.

El Terapeuta

Si ya es importante la ayuda de un terapeuta ocupacional para la adaptación de las prótesis infantiles en los niños pequeños, es si cabe más importante en el caso de niños de edad más avanzada y de adultos.

La Terapia

Pero ojo, dicha terapia ocupacional ha de estar correctamente enfocada y dirigida, ya que no se trata de facilitar las tareas al paciente, sino de enseñarle a realizar esas mismas tareas utilizando correctamente su prótesis.

Un ejemplo

Por poner algún ejemplo, si un niño de 10 años no puede atarse los cordones, no debemos de proveerle de zapatillas con velcro, sino que se le ha de enseñar la técnica de atado de cordones con prótesis; o si a un niño de 4 años se le patina el papel al pintar encima, no hay que sujetarle el papel con celo o masilla, sino hay que enseñarle a posicionar correctamente la prótesis para sujetar el papel.

La salud psicológica

Merece mención especial la ardua tarea de los padres en la educación diaria de sus hijos, facilitándoles juegos y juguetes y preparando situaciones en las que se trabaje el uso cotidiano de las prótesis.

Todo lo anteriormente dicho se refiere a una integración física de las prótesis, pero ¿que hay de la salud psicológica?

Cabe esperar que la respuesta del niño ante su prótesis sea un reflejo de la que el entorno le transmita, por eso es crucial la actitud positiva de los padres y los familiares y amigos más cercanos.

Hay que estar preparados y prever las posibles preguntas y situaciones a las que podemos enfrentarnos, no angustiándose y buscando la parte positiva de las mismas. Tampoco hay que menospreciar en ningún caso, la ayuda profesional de psicólogos si fuera necesaria.

Por otro lado, el apoyo de otras familias que hayan pasado por esas mismas vivencias ayudan ante la incertidumbre del futuro de los pequeños. Y es aquí donde AFANIP desarrolla gran parte de su trabajo, ofreciendo apoyo a las familias que se acercan a nosotros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies